Skip to content

Retratando a José Antonio Marina

© Marta Calvo

 

Tenía que fotografiarle en la sede del Grupo Planeta. Allí no existe un rincón digno de un retrato decente, además de que hay demasiadas miradas atentas a todo lo que ocurre. Obligué a José Antonio Marina a recorrer todos los rincones del edificio y él me siguió sin rechistar. Hasta que, en cierto momento, mientras subíamos por una escalera, se plantó en seco y dijo que no podía más. Ese gesto, el de la mano sobre la frente, y la perspectiva que me ofrecía componían la foto perfecta.


 

Published inExposición fotográfica "Retratos retratados"SERIE CULTURAL

Be First to Comment

Deja un comentario

Simple Share Buttons